Visítanos en:

Integrate. Envio de

Relato Maratón París 2013

Llegar a París es siempre un agrado y más aun, cuando combinaremos el turismo con este deporte tan bonito como es el running. Ya en primer día salí a  estirar las piernas y pude percibir que la ropa de running que traje no fue suficiente para soportar el frío, 5 km y de vuelta al hotel. Mi mujer esta vez me acompaña y le comenté que tendremos que ir de compras a buscar una primera capa, así que a lo dicho, a comprar.

tfm01Sábado 6 de abril: comencé la mañana saliendo a trotar unos 7 km, el frío de verdad no es una variable menor, ya veo cientos de corredores haciendo lo mismo. A mediodía fuimos a retirar el kit de carrera, la organización impecable, son 50.000 runners y todo funciona como corresponde. Comemos unas pastas de primera, justo lo necesario para el día anterior a la carrera. Luego, un paseo a paso lento por el Sena y a descansar.

Domingo 7 de Abril: son las 7 am y el frío cala hondo, la sensación térmica debe estar en 0 grados, el camino a la partida no es muy extenso, ya empezamos a ver corredores, y sus procedencias se pueden adivinar, algunos muy abrigados como nosotros y otros como si estuviesen cualquier día de verano en la playa, no lo puedo creer.

Mi tiempo propuesto me ubica con el sector de largada Roja, para los que corren entre 3:00 y 3:30, el calentamiento apremia, todo es muy ordenado, los 50.000 corredores no los aprecio desde mi punto de ingreso. Encajono y la sensación mas allá del lugar es la misma, impaciencia, algo de nerviosismo, emoción, todo esta ahí, esperando la partida.

Hoy me siento bien, tuve buenos aprontes, estoy con fuerzas, hoy quiero correr cerca de las 3:05, mejorar más de 20 minutos. Se que es ambicioso, pero estoy convencido que puedo hacerlo. Correr a 4:24 min/km es perfectamente posible, hace 2 semanas corrí 24 km a ritmo de 4:15′, con subidas y bajadas en Bosques de Montemar, por que no repetirlo hoy en París.

La partida llegó, sonó la sirena y aún no comienzo a correr, son casi tres minutos, pero finalmente partimos. El ritmo de la partida es de locos, como siempre……. Luego de la recta inicial de Champs Elysee, Rue de Rivoli es el primer desafío, estoy corriendo a 4:10, siento que pese a ir rápido me siento cómodo y no haciendo un desgaste mayor. Al tercer o cuarto km, voy pensando si bajar a lo programado o mantener, decido mantener. Veo todos atletas bien preparados, con ritmos bien aprendidos,…… Me entretengo mirando las camisetas de los corredores que en ese momento iban a mi alrededor. Veo españoles, alemanes, franceses, brasileros, y por supuesto un compatriota, de algún club de runners que hoy ya no recuerdo……me acerqué y le pregunté cual era su tiempo objetivo, y como pudo me contestó que que estaba para 3:07….. metros más allá lo fuimos dejando atrás y no volví a ver en el trayecto.

La mayoría de los atletas comenzaron muy abrigados para al ir ganando kms la temperatura corporal empieza a aumentar y la ropa comienza a estorbar….. Fue muy divertido ver como salían volando de los grupos de carrera diferentes chaquetas, primeras capas, gorros térmicos, guantes,etc.

tfm02

Segundo tramo de la carrera, continuo corriendo rápido a 4:15, aún  me siento fuerte pero decido volver al ritmo previsto de 4:24 para retomar lo planificado, realmente se me hace difícil ya que significa correr más lento que el grupo donde voy. En esa tarea me encontraba cuando comenzó una bajada suave por nuevamente 3-4 km, que alivia pero golpea.

Km 21:  Cuantos km tienen mis piernas acumuladas a estas alturas de mi vida, yo calculo más de 30.000….. ya que llevo corriendo más de 30 años a unos 1000 km en promedio al año, si puede ser, estoy como para un cambio de neumáticos……  La mente necesita entretenerse para no fatigarse, siempre voy haciendo cálculos unos más útiles que otros, pero bueno…..Los últimos 3 km se me han hecho pesados, es terreno sin pendiente pero el desgaste ya se está haciendo sentir. Ya veo el km 21, espera ver un reloj de media maratón pero no existe, miro mi cronómetro y paso a 1:32, el tiempo está perfecto para lo que persigo pero no todo va bien. Mis piernas las estoy sintiendo pesadas y ya me está pasando la cuenta el circuito.

En mi período de preparación le hice el quite a correr muchos largos solo hice 3 o 4 largos entre 22-24 km, a estas alturas empiezo a cuestionarme no haber hecho más entrenamientos de 26-32 km, en este momento me doy cuenta, mi cuerpo puede ir rápido pero no está acostumbrado al desgaste que se genera sobre los 20 km. Me recordé en ese momento en todos los largos en Viña que no pude asistir….. Bueno, pero las maratones son para terminarlas así que a llegar como sea!!!!

tfm03

Km 32: comienza lo más duro, pasé el km 30 en aprox 2:20, voy para 3:08, aún todo bien y feliz, pero voy preocupado ya que mis piernas van notoriamente fatigadas pero aun respondiendo. Vamos orillando el Sena y pasamos frente a la torre Eiffel, pero el turismo en este momento no es mi foco, es avanzar paso a paso e ir ganando metros, mirada fija en el asfalto, tratando de tomar aire, hidratarme y alimentándome con frutas en los puestos de hidratación.

Se vino la oscuridad para mí, la musculatura de las piernas esta colapsando, la fatiga llegó para no irse, tengo mis dudas de como terminaré la carrera….. Veo un puesto de hidratación ya estoy en km 34, decido bajar el ritmo, hidratarme muy bien, comer algo y elongar, ya que comenzaron los calambres…..

Continúo, pero la situación no va mejorando, los calambres son generalizados, el ritmo de carrera ya no es el foco, en este momento lo importante es llegar, los dolores son muy intensos y me impiden correr, me quedan 7-8 km y mi cuerpo me está pidiendo parar.

La mente juega un papel muy importante, pero en ese aspecto estoy fuerte, se que llegaré y lo haré. Decido detenerme para elongar largamente, pienso que podría ser una buena idea. Me lo tomo con calma y retomo el trote. Resultó!! …..puedo seguir, avanzo un km y los calambres vuelven. Entramos a un sector de parque cercano a donde se juega Roland Garros, serperteamos y comenzamos una subida suave pero que para mí es otro dolor de cabeza…….

Ya encontré al menos una mecánica para poder llegar, correr unos 500-800 m y elongar largamente, es un poco triste pero pragmático. En una de mis tantas sesiones de elongación veo pasar al corredor guía de las 3:15, me quedan 4 km y ya sé que mi tiempo no será el esperado, pero ya no es lo más importante.

Km 40: he ido perdiendo 2-3 minutos por km, es un hecho  irreversible pero necesario  para poder  terminar, quedan solo 2 km y enfilamos ya hacia la recta final que lleva hacia el Arco de Triunfo donde se ubica la meta, voy sufriendo pero convencido de que la llegada está al alcance. Las calles están llenas de público apoyando, es un espectáculo hermoso y comienzo a disfrutar de lograr la meta.

Mi último km sigue siendo difícil pero mantengo el tranco al menos para mejorar mi marca, ….dale huevón!!! escuché, de verdad me entró la duda si fue mi cabeza o fue otro corredor, cuando pasó  por mi lado el compatriota runner de los primeros kms. El tampoco cumpliría su marca, pero ambos cruzamos la meta prácticamente juntos. 3:24.

De toda esta bonita experiencia hoy saco varias lecciones que pueden ser útiles para cualquiera:

– siempre se puede desaprender lo aprendido….. Me explico, en mi maratón pasada estaba en un nivel un poco más bajo y con menos aspiraciones, por lo que corrí como un reloj, sin apurarme ni salirme del libreto, en París,  improvisé en los primeros kms, y luego esto me cobró la cuenta en los últimos kms. En la maratón no se debe improvisar debes tener un plan y cumplirlo!!!!

– ir paso a paso: querer mejorar 25 min era demasiado, por lo que mi tiempo por km era muy exigente para ser mantenido por 42 km. Estoy seguro se hubiese corrido a menor ritmo, los problemas del final no hubiesen existido y perfectamente podría haber corrido en 3:12 – 3:15

– finalmente, se deben hacer bastantes largos, enseñar a tu cuerpo el someterse al desgaste del kilometraje, que se transforme en una situación ya vivida e internalizada, no confíen en la resistencia extra que su cuerpo les podrá dar. De verdad siempre pensé que la maratón se corría hasta el 32 km y luego se aguantaba para llegar, hoy pienso diferente debes correr hasta el km 42, de lo contrario lo pasarás mal.

Bueno en estos 42 km viví de dulce y de graz, como es la vida misma…… Ahora a pensar en positivo y a preparase para Viña 2013, y seguir acercándome a la meta de bajar las 3:00 de los 42k a los 42 años…… Nos vemos!tfm04

-->
  • Noticias Facebook
  • Últimas Galerías Full Marathon
    FULLENVIÑA-210

    Maratón de Viña del Mar...

    DSC_0136

    Conferencia Prensa adidas...

    DSC_0479

    Control 9 septiembre 2017...

    DSC_0099

    Maratón de Puerto Varas ...

    DSC_0388

    Control 19 agosto 2017...

    IMG_9929

    12 agosto 2017, Bosques M...